FIBICC trabaja por la recuperación del patrimonio industrial

La Destiladora Tomelloso

La Fundación Iberoamericana de las Industrias Culturales y Creativas está trabajando en la recuperación de la antigua torre de una destiladora ubicada en Tomelloso, Ciudad Real.

La torre de destilación y la chimenea, hace tiempo en desuso, son los vestigios que quedan de lo que fue una importante empresa castellanomanchega, propiedad de Antonio Fábregas Montpeó y, posteriormente, de González Byass.

FIBICC dedica mucho de su esfuerzo a la rehabilitación y dinamización de espacios de interés arquitectónico en Castilla-La Mancha, como ya demostró con la hazaña de recuperar la antigua Fábrica de Harinas de Pedro Muñoz, reconvertido ahora en un centro cultural como "La Harinera".

El objetivo del proyecto La Destiladora es preservar la memoria histórica y regenerar el entorno en el que se encuentra, liberándola así de la precariedad en la que se encontraba, y mostrando así el respeto que merece por el patrimonio industrial de esta localidad, un legado que debe preservarse para las generaciones futuras. De un edificio industrial ignorado por la mayoría, pasará a ser un punto de interés en la ciudad apuntando a que se convierta en un espacio cultural de referencia en la zona.

Con sus casi 700 metros cuadrados distribuidos en 6 plantas, La Destiladora se convertirá en:

- Centro de Interpretación del Patrimonio Industrial Alcoholero a través de musealización del legado industrial, como estrategia para evitar la pérdida del patrimonio industrial y para revitalizar esta zona desde un punto de vista no solo turístico, sino cultural preservando la memoria colectiva.

- Fábrica de Creación para el desarrollo artístico y cultural, la profesionalización y el apoyo a las iniciativas ciudadanas y asociativas, tratando así de ser un medio para que las personas se conviertan en agentes activos para contribuir al desarrollo cultural de la región.

- Centro de Arte Contemporáneo, con biblioteca, salas de estudio, colección permanente, y sala de exposiciones temporales, un lugar para el conocimiento y la reflexión a través del arte.

- Asesoría cultural, plataforma de comunicación, información e intercambio para y entre los creadores y las entidades privadas, para dar respuestas y soluciones a dudas sobre legislación, financiación, comunicación y marketing, etc.

- Gestor e impulsor de políticas culturales activas entre los diferentes agentes locales y regionales, asumiendo varias responsabilidades: la gestión de una Agenda Cultural; llegar a acuerdos y convenios con Escuelas de Arte, Facultades de Letras, Humanidades y Bellas Artes, mediador entre Ayuntamientos, asociaciones (culturales, sociales o deportivas), empresas, fundaciones de cualquier ámbito, clubes deportivos, etc.; elaborar una planificación cultural a largo plazo en el entorno de La Destiladora.

- Alquiler de espacios polivalentes y versátiles para cualquier uso para el público en general, y otros adaptados a necesidades más concretas, como pueden ser salas de ensayo para grupos de teatro, de música, espectáculos, etc.

- Cafetería mirador, aprovechando los 35 metros de altura de la torre, y dirigida a una gestión privada.

Recuperar La Destiladora supone revalorizar el patrimonio cultural de Tomelloso, y la ilusión es que proporcione un espacio común donde creadores, artistas y ciudadanos dialoguen en torno a la cultura, que redunde en el desarrollo socioeconómico y cultural de la zona, atraiga un turismo sostenible y, sobre todo, evitar la pérdida de identidad cultural que supone el progresivo deterioro de la fábrica. La Destiladora es, como La Harinera, una muestra más del interés de FIBICC por la recuperación del patrimonio industrial castellanomanchego, conservando su esencia, pero dándole una nueva vida vinculada al mayor motor de desarrollo de sociedades, las industrias culturales y creativas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.