Los pasados días 29 y 30 de junio pudimos disfrutar de las jornadas de Networking, sostenibilidad y creatividad entre centros culturales europeos, una iniciativa de la ENCC (Red Europea de Centros Culturales) en colaboración con Europa Creativa, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y FIBICC. Fueron dos jornadas de intensa actividad entre el Edificio Miller de la capital grancanaria y diferentes enclaves culturales de la ciudad, como el Castillo de Mata y el Palacete Rodríguez Quegles.

Esta vez compartimos una pequeña entrevista que realizamos a Piet Forger, uno de los participantes de las jornadas, miembro de la ENCC y gestor cultural con amplia experiencia. En su currículum figura el haber sido miembro del Consejo Asesor Nacional del Ministro de Cultura en Flandes durante 10 años. Actualmente es Director de Cultura de la ciudad de Lovaina, en Bélgica.

Hablamos con Piet sobre su experiencia en el Networking, el panorama de la cultura tras la pandemia y los puntos fuertes de las Islas Canarias como lugar estratégico de conexión cultural entre tres continentes, entre otras cuestiones.

Seminario de networking europeo sobre sostenibilidad y creatividad entre centros culturales

Instante de una de las ponencias en el Edificio Miller. Fotografía: LPA Cultura (Facebook).

Diriges el proyecto “Vitamin C” en Bélgica, una red cultural que busca destacar el papel del arte y la cultura como “vitaminas” esenciales en la vida de la población joven. ¿Cuál crees que es el rol de las personas jóvenes en la creación de nuevos centros culturales y cuál es la mejor forma de lograr que se involucren en actividades culturales?.

Opino que los jóvenes conforman el corazón de muchos centros culturales, en especial en aquellos que tienen un carácter más bien independiente. Con frecuencia, los chicos y chicas de entre 18 y 30 años son los precursores e impulsores de nuevos espacios culturales urbanos. Es su voluntad y su pasión lo que hace que nuevos centros culturales vean la luz. Cuando estos centros consiguen mantener el contacto con la gente joven, se aseguran de que haya un continuo flujo de nuevas energías y dinámicas que motiven cambios en los centros culturales para adaptarlos a los cambios sociales.

¿Cuál crees que será el futuro que nos espera en el sector cultural europeo una vez haya pasado la pandemia? ¿Qué lecciones aprenderemos de esta experiencia?.

Esa es una pregunta muy difícil. Personalmente, creo que pasará algún tiempo antes de que todo el ecosistema cultural recupere del todo la fuerza que tenía antes de la crisis por el covid. Por desgracia, algunas de las personas más vulnerables (artistas y organizaciones) dentro del sector cultural lo han pasado muy mal. Si algo bueno tiene la pandemia, es que quizás podamos ver de nuevo la importancia de los artistas como el alma y corazón del sector cultural y que podamos darnos cuenta una vez más de lo delicadas e importantes que resultan las artes para una sociedad mentalmente sana.

Lovaina fue elegida Ciudad Europea de la Innovación en el año 2020. ¿Cuál crees que es la innovación más importante actualmente en el ámbito de las industrias culturales y creativas?.

Desde mi punto de vista, definitivamente la innovación más importante para la ciudad de Lovaina, ha sido incluir a todas las personas (inclusión social) y colaborar con otros ámbitos de fuera de nuestras círculos tradicionales de trabajo: emprendedores de industrias creativas y culturales, cámaras de comercio, otros sectores como educación, urbanismo, sostenibilidad, etc. En Lovaina trabajamos como una red basada en objetivos en la que incluimos a ciudadanos, organizaciones, gobierno, instituciones del conocimiento, empresas… Es el llamado modelo de cuádruple hélice.

Uno de los momentos de las visitas guiadas dentro de las jornadas de Networking, en el Museo Castillo de Mata de Las Palmas de Gran Canaria. Fotografía: ENCC (Facebook).

Hablaste en tu ponencia sobre cómo acortar fronteras. ¿Cómo crees que en Canarias se pueden acortar estas fronteras geográficas y mantenernos cerca de Europa y el resto del mundo?.

Creo que una gran ventaja que tiene Canarias es que hay gente de toda Europa y del resto del mundo que visita las islas cada año. Así que es importante mostrar también a los turistas todos los tesoros culturales, creativos y patrimoniales que posee el archipiélago. Y, por supuesto, es fundamental también invitar a profesionales culturales de todo el mundo a las islas y también que Canarias participe en eventos de Europa y el resto del mundo, esa es la mejor forma de fortalecer las conexiones.

Como pudiste comprobar por ti mismo, en Canarias estamos físicamente un poco lejos del continente europeo. ¿Cuáles son, en tu opinión, las principales fortalezas de las Islas Canarias como un lugar estratégico en la red europea de centros culturales?.

Sin duda es la conexión que las Islas Canarias tienen con América Latina. Según tengo entendido, Canarias siempre ha sido un punto de unión muy importante entre el continente europeo y Latinoamérica; las conexiones culturales, históricas, económicas y humanas son únicas y muy importantes. Este es un factor estratégico muy importante, también para la ENCC.

El turismo es una de las industrias clave para Canarias. ¿Cuál es, según tu experiencia, una buena idea para fomentar un turismo más cultural?

¡Me sorprendió mucho visitar Las Palmas de Gran Canaria y ver el maravilloso patrimonio de la ciudad! He viajado por muchos países de América Latina y Las Palmas me recuerda a Cuzco, Bogotá y muchos otros lugares. Junto con el mar y las montañas, Gran Canaria tiene muchas experiencias que ofrecer al margen del sol y la playa que atraen al turista clásico.


Agradecimientos: Piet Forger, ENCC. Fotografías de ENCC y LPA Cultura.

Master en Gestión Cultural

Instituto de Gestión Cultural y Artística

¡Compártelo!